domingo, 28 de febrero de 2010

Un nuevo miembro en la familia

Cuando me casé no quise llevarme a mi perra Camila a casa pues nunca se caracterizó por se la mejor portada y poco destructora, por el contrario, cosa que llegaba a su hocico, cosa que terminaba rota, mordida, quebrada, etc, así que creí que llevármela sería como tener al demonio de tasmania; pero finalmente las circunstancias se dieron y ella llegó a casa hoy hace 3 semanas, y definitivamente es finalmente feliz, después de 6 años de vida; es el nuevo miembro de la familia, y como es negra recibe también el sobre nombre carbon con patas, mancha voraz, derrame petrolero, jajaja. Contrario a lo que esperaba, se ha portado de lo mejor, pareciera estar educada desde hace tiempo pero  no es así. Puedo decir que todos estamos felices, porque aunque nos ha cambiado un poco la rutina, la queremos mucho y ella a nosotros, no podía haber mejor y fiel  compañera que ella.

1 comentario:

  1. Mi perro es uno de los seres vivientes ke mas amo.. no dejaría ke algo malo le pase...

    ResponderEliminar