sábado, 17 de abril de 2010

Creatura sospechosa


Cuando era niña soñaba con ir al mar, me imaginaba sentada a la orilla de la playa juntando conchitas, y como nunca había ido al mar, mi novio me regaló una caja llena de conchas y caracoles de una ocasión que él se fue de vacaciones. Como eran varias, decidí poner las conchas y una estrella de mar en un cubo de cerámica con motivos marinos en el baño. El cubo decoraba perfectamente el lugar, le daba frescura, pero el otro día que salimos de la casa, dejamos a la chucha sola en la casa, y cuando regresamos, entré al baño y vi unos caracoles en el piso, y la estrella de mar.... había desaparecido. La buscamos por todos lados, pero no salió, por lo que lo más probable que Camila se la haya comido. Era algo especial para mi, pero al parecer más que especial le pareció deliciosa a la canina traviesa que no respeta nada :P, ya ni  llorar es bueno, lo importante es que no le haya hecho daño y que no le vayan a dar tentación las conchas jeje.

No hay comentarios:

Publicar un comentario