jueves, 14 de octubre de 2010

Mal comportamiento canino

Cuando adquirimos una mascota, tambien adquierimos un compromiso, pues tener un animalito en casa es casi como tener un hijo al que hay que alimentar y educar, y dependiendo del tipo de mascota se le debe dedicar un tiempo de conviencia para llevarle a pasear o jugar con ella. En mi caso yo tengo a Camila, mi chucha mestiza quien vive nuevamente conmigo desde el pasado 14 de febrero (cuando me casé se quedó en casa de mis papás). Lamentablemente yo no he sido un amo modelo para ella, pues si bien la tengo desde que era una cachorra, en realidad nunca la eduqué mas allá de pedirle que se siente, y a decir verdad, a sus 6 años de vida son contadas las veces que la he sacado a pasear, por lo que no está acostrumbrada a interactuar con otros perros y mucho menos con la gente.

Camila es una perra cariñosa y dulce en casa, pero es demasiado territorial  y agresiva con otros perros; la semana pasada la dejamos encargada con su médico de cabecera pues tuvimos que salir el fin de semana, y al recogerla nos pasaron el reporte de su comportamiento, el cual dejó mucho que desear pues por poco se come a otros perros que estaban en casa de la veterinaria quien también resultó lastimada en uno de los arranque de nervios de la chucha. Se dice que un perro que es agresivo con otros perros es un animal que no ha socializado, y conductas como estas son muy dificiles de cambiar, lo cual me tiene bastante preocupada pues proximanente tendremos que salir toda  una semana y la veterinaria nos advirtió que de no mejorar su conducta, Camila ya no será aceptada en su casa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada