martes, 2 de noviembre de 2010

El robo

Hoy me sentí impotente, molesta, frustrada y vulnerable; en la mañana recibí una llamada alarmante de mi madre dándome una mala nueva: robaron la casa de mi hermana. Ella vive en San Felipe Guanajuato, nosotros en Aguascalientes, y con motivo del puente por el día de muertos ella y toda su familia pasaron a visitarnos unos días. El día de hoy estában por regresar a casa cuando la señora que le ayuda a mi hermana a cuidar a mis sobrinos la contactó para darle la mala nueva, al parecer se metieron ayer en la noche, afortunadamente no pudieron violar la puerta de la casa, entraron por una pequeña ventana por lo que no se pudieron llevar aparatos grandes, solo alhajas, unos perfumes que ni si quiera eran de marca, unas botellas de vino y una que otra cosa, además de dejar la casa como zona de guerra. Me da mucho coraje lo que les hicieron, de pilón tuvieron la osadía de estar quien sabe por cuanto tiempo dentro de la casa pues una botella de tequila que tenía mi cuñado la dejaron tirada y vacía, mi hermana ahora teme que intenten nuevamente entrar y ahora si terminar su fechoría, a mi me da miedo pensar que pudieron haber entrado mientras mi hermana estaba con sus niños, odio que pasen cosas como esas, no se vale que de repente a un tipo se le antoje lo que tu tienes y sin miramientos te lo quite  para malbaratar lo que tú con esfuerzo y trabajo conseguiste, no se vale, la verdad no se vale.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada