lunes, 21 de febrero de 2011

Te invito un café...

Desde que era niña he tomado café, aunque en ese tiempo no lo hacía con la frecuencia en que lo hago ahora, y es que actualmente no perdono una mañana sin café, aunque sea soluble, y a menos que de verdad ya me haya excedido con la cantidad de tazas permitidas y me provoque gastritis, cada día de la semana me receto a mi dosis diaria de cafeína.

Por ahí leí hace poco de que no se ha demostrado cientificamente que el café cause adicción ni que provoque gastritis, pero yo no necesito una prueba cientifica para saber que si consumo demasiada cafeína, la consecuencia irremediable es una inflamación en mi pancita que me molesta por algunos días en los que obligatoriamente tengo que dejar de tomar café.

Y si causa adicción o no, ahí me reservo mis comentarios porque no estoy segura de que así sea; cuando era niña mi mamá hervía las bolsitas del café El marino, sobre todo en tiempos de frío, pero podían pasar temporadas sin haber café en casa y yo como si  nada, pero eso sí, el nescafé nunca podía faltar (café soluble). 
Hoy en día mis gustos se han refinado y he de decir que me he hecho mas exigente en cuanto al sabor, y muchas veces prefiero moler yo misma mis propios granos de café antes de  preparalo, porque así sabe más exquisito y el aroma es incomparable. 

El café soluble es mi peor es nada, pues si bien hay algunas marcas de café soluble que saben bien, no me gusta para nada el sabor incómodo que te queda al final de una taza de café, cosa que no pasa con un buen café de cafetera recién molido, con un chorrito de leche pero sin azucar, eso si es mi perdición e igual ahora sí tenga que decir, esta bien, lo acepto, soy adicta al café.

5 comentarios:

  1. No creo que sea adictivo, si que la cafeína ayuda a despejarte y mantenerte despierta. Yo tomo unos 4 o 5 cafes con leche cada día, pero si no me apetece durante varios días el cuerpo tampoco me lo pide. Y en cuanto a salud no tengo altibajos por tomar café tampoco. Así que acepto tu invitación y me tomo el tuyo de buena mañana! jaja

    Besotes preciosa.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Néctar, que envidia que tú si puedas tomar café sin que te duela la panza, así que voy prendiendo la cafetera para que te lo lleves bien calientito :O)

    ResponderEliminar
  3. Yo tengo un amigo que tomando café se duerme... en cambio a mi me despeja... será porque tomo poco y me hace efecto jejje un beso MUAKKKK

    ResponderEliminar
  4. A mi también me gusta el café. No lo tomo todos los días, pero momentos en que el cuerpo me lo pide a gritos y cuando me lo termino de beber, siento una gran sensación placentera...me relaja.
    ¿Por qué será????
    Alezhi pásate por mi blog, te he reservado un premio con mucho afecto, porque tú y tu blog se lo merecen.
    Besitos exagerados!!!

    ResponderEliminar
  5. Que linda Nina, muchas gracias por pensar en mi blog, y muchas felicidades por tu segundo premio :)

    ResponderEliminar