miércoles, 14 de marzo de 2012

5 minutitos más

No se si a todos nos pase, pero imagino que a gran parte de las personas nos cuesta mucho levantarnos cada mañana, primero porque la cama tiene un no se que, que simplemente pareciera susurrarnos al oído que 5 minutitos más no le hacen mal a nadie, y en segundo porque hay que enfrentar el tener que decidir que ropa usar ese día y todas esas cosas de arreglo personal.

Si en un día normal eso podría ser complicado, cuando nos quedamos dormidos todo se pone de cabeza. A mi me pasó hoy, dormía plácidamente cuando algo me hizo abrir los ojos, y no fue la alarma, fue la luz que entraba por la ventana y fue cuando me puse a pensar si era un día normal o si era fin de semana, obviamente el golpe de realidad llegó y me levanté a paso veloz, y literalmente tuve que ponerme lo primero que encontré en el cajón, pero a la hora del lunch tuve que regresar a cambiarme porque elegí un escote algo pronunciado y sentir una que otra mirada ahí no fue de lo más cómodo.

Que lío cuando eso pasa, afortunadamente pude llegar en tiempo después de todo pero de verdad que tuve que hacer todo a 100 x 1000, por suerte no es algo que me pase muy seguido.


Saludos queridos amigos y nos leemos por sus blogs :D

7 comentarios:

  1. La ultima vez que me paso, hace cerca de un año, lo tome como si fuera feriado, jajaj
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Holaaaaa Alezhi!!! tanto tiempooo!! cambiaste las letras de tu blog??? siii 5 minutitos porfitas!! un abrazote! me da gusto volver a leerte

    ResponderEliminar
  3. A mi me pasa igual cuando me quedo dormida! Luego todo me va del revés! <3<3

    ResponderEliminar
  4. AAhh! A mi sieeempre me pasa!Cada mañana, hasta que porfííín me levanto y llego al instituto tarde ¬¬

    Un beso!

    ResponderEliminar
  5. Hoy también me ha costado un mundo levantarme!!!

    ResponderEliminar
  6. Yo utilizo dos despertadores, con una diferencia de unos quince minutos. Cuando suena el primero sé que me tengo que ir espabilando; cuando suena el segundo sé que no puedo esperar más... Bueno, eso es lo habitual. Pero si tengo que levantarme más temprano de lo habitual, lo normal es que no sea capaz de dormir como es debido, así que no suelo poner más que uno de los despertadores y, lo normal, es que ya me haya levantado antes de que suene...
    ¡Biquiños!

    ResponderEliminar
  7. Sí, supongo que a todos nos han pasado cosas parecidas. Hay días en que se está tan bien en la cama que nos quedamos esos 5 minutos más... y nos acabamos durmiendo. Luego llegan las prisas.
    Pero me alegro de que finalmente todo haya salido bien, y hayas llegado al trabajo a tiempo.

    Buen fin de semana!

    ResponderEliminar