miércoles, 5 de junio de 2013

Eso de ser amigable con el planeta es algo que está cobrando fuerza, y es que no es solo una tendencia de moda, sino una verdadera necesidad de reutilizar varias de las cosas que  normalmente consideramos como basura.

Yo admiro mucho a la gente que hace arte con  esos desechos y también intento aportar mi granito de arena al respecto, lo hago reciclando platos de unicel, moldes de plástico o alguno que otro vaso de café.

Sin embargo, he de confesar que de repente eso de ser eco friendly me llega a pesar, de pronto se apilan muchas cosas que en otros tiempos y sin pensarlo 2 veces hubiera tirado, y soy algo maniática con el desorden, así que a veces solo abro las alacenas y siento mis tripas retorcerse un poco, pero ¿Qué mas que mas queda?, esa ha sido mi elección y siempre es bueno poder aportar y retribuir un poco a nuestra madre Tierra.

2 comentarios:

  1. Todos hemos de poner nuestro granito de arena, aunque no podamos hacerlo al 100%. Besos

    ResponderEliminar
  2. El reciclaje me parece fantastico, el problema, al menos aca en México, es que de nada sirve que uno separe la basura o deje materiales especiales (como las pilas) en sus depositos correspondientes, si al final nadie va a recogerlas, y con la basura, el camion echa todo junto ¬¬

    Entonces de poco sirve, pero ojala un dia se haga en serio.

    Besotes, Alezhi!

    ResponderEliminar