lunes, 29 de julio de 2013

Los regalos...

En una ocasión fui a una despedida de soltera, ya saben, lo típico, la idea de eso es que la novia se haga de cosas para su nuevo hogar y de paso tener un rato agradable con las amigas.

En esa ocasión me dieron una tarjetita en la que decía que el regalo requerido era algo de decoración. La idea me pareció buena, ya que de antemano la novia sabe que necesita y te indica lo que le podrías regalar. 

Pero no es nada desatinado ese dicho de que para gustos los colores y ese  tipo de peticiones puede ser navaja de doble filo, y es que de mi lado está mas que comprobado pues en ocasiones, alguna amistad o familiar me ha hecho obsequios para mi casa, que no van para nada con mi gusto, o peor aun, con mi decoración.

Que cosa tan mas incomoda que por decir te guste lo minimalista, contemporáneo o del estilo que sea, y que el regalo que recibas sea totalmente lo opuesto, pero lo  peor no acaba ahí, ¿que tal que ese horrible cuadro de girasoles que tanto te desagrada te lo dio tu suegra?, y espera verlo colgado la siguiente vez que te visite, eso si debe de ser algo muy desagradable, pero de que pasa pasa, ya he estado ahí en al menos un par de ocasiones, pero ¿pues qué hacer?, no siempre nos gustará todo lo que nos regalan ni gustará todo lo que regalemos jeje.




No hay comentarios:

Publicar un comentario