martes, 19 de julio de 2016

En vida


Camila fue mi segunda mascota, llego a mi de manera no planeada, la realidad es que meses antes había perdido a mi primer perrita que tuvo una larga agonía y murió envenenada por una planta de jitomate, la verdad yo era muy joven y no tenía el dinero ni tampoco el conocimiento de que pude intentar hacer algo mas por ella, pero no fue así y lo inevitable simplemente pasó; yo la quería muchísimo y quedé muy triste luego de su partida.

La verdad no tenía deseos de tener otro perro, no por ese momento, pero mi novio, hoy esposo me comentó de una perrita negrita que su hermano había rescatado de la calle y quien buscaba hogar, no me sentía lista, pero ya la habían intentado adoptar y no la quisieron por atrabancada, así que
acepté recibirla.

Me encariñé pronto con ella, es difícil ser indiferente a un cachorrito, pero una vez mas, fallé como ama, ya que no supe educarla, ni la hice socializar, por lo que no toleraba a otros perros; una vez que me casé la llevé a mi nuevo hogar, pero cuando recogí a otra perrita , rescatada de la calle y literalmente en los huesos, nunca pudieron convivir y ahí empezaron los problemas.

Con 3 perros aparte de Camila, la convivencia se hizo muy difícil y comencé a perderle la paciencia, he de confesar que llegué a tratarla mal y desear no tenerla.

Con el paso del tiempo, nunca imaginé que se iba desarrollando un cáncer en su cuerpo, y sin darme cuenta, sus "quejas"no eran otra cosa que su forma de mostrar su malestar; fue muy triste haber ido un día a la veterninaria a que la revisaran porque ya no quería bajar las escaleras y haber regresado sin ella, ya que los estudios que le hicieron dieron un resultado aterrador, la cosa estaba tan mal que tuvimos que dormirla ya que en palabras de la veterinaria, estaba ya sufriendo demasiado.

Antes de eso, ella intentaba acercarse a mi y yo la corría, le gritaba o maltrataba, nunca le pegué, pero fui injusta con ella y me siento tan culpable, no pensé que se me iba a ir así, solo se fue de manera tan inesperada y solo se me quedó grabada esa frase que dice, En vida hermano en vida...

No hay comentarios:

Publicar un comentario