domingo, 10 de julio de 2011

Cierto aire romano

Del imperio romano podemos saber mucho o poco, pero algo que sin lugar a dudas todos identificamos, es la clásica figura de un hombre o mujer reposando sobre su codo izquierdo (aunque en esa imagen reposa sobre el derecho) disfrutando innumerables manjares, y por supuesto, de una generosa copa de vino.

A veces pienso en esa imagen, y me pregunto cómo es que podían comer en esa posición, que para mi no es la más cómoda, aun con todos esos finos cojines sobre los que solían descansar la espalda.

Pues aunque Puppy (mi perrita), aún no vaya a la escuela canina, y no conoce nada del antiguo imperio romano, ha descubierto esa posición por si misma y la ha usado para comer sus sacrosantos alimentos (lo ha hecho en más de una vez jeje).  Ese día al parecer le ganó la flojera, tanto que al bajar el plato con croquetas, solo se levantó un poco para poder comerlas, si hubiera estado sobre su cama habría estado de variedad la escena, pero vaya que me causó gracia, y a ella al parecer le gustó porque en otra ocasión la volvió a repetir, solo que me vi demasiado lenta para tomar evidencia, pero sin duda, ese día lució con cierto aire romano jaja.






7 comentarios:

  1. La analogía va más allá, querida amiga, aunque nunca en la historia hubo una civilización más vitalista que el Imperio Romano; en ella cada quien era quien era, deseando el mejor del mundo. Comentario aparte, muriendo Julio César, vino la debacle y la decadencia.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. jejejej,genial la comparación fotográfica...la verdad que comer en esas posturas resulta un poco incómodo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. JJJJJJ Nunca dejan de sorprendernos!! Realmente debe ser incómodo comer como los romanos.Besos

    ResponderEliminar
  4. Jajajaa, que gracioso lo de tu perra... :D Y bueno, yo muchas veces me pongo en esa forma con el ordenador en un huequito de mi sofá y empiezo a bloggear :D pero para comer... nosé si será comodo, no lo he probado.

    ResponderEliminar
  5. Ay noooo pero que bella! jajaja que tal que come como Romano! que graciosa! de verás que siempre te sorprenden con algo los animalitos! me sacaste una sonrisa en medio de mi jornada laboral jajaja que hermosa!

    ResponderEliminar
  6. Intentaré comer con estilo romano. Si no te vuelvo a comentar significa que me atraganté y me cargó patas de cabra...

    Saludos, Alezhí!

    ResponderEliminar
  7. jajajajajaja mi gato vive la vida a lo "Cleopatra"

    ResponderEliminar