martes, 6 de septiembre de 2011

Las cosas de antaño


Cómo recuerdo esas épocas en las que las cosas de verdad duraban, ya fuera un juguete, un mueble, una herramienta, o un electródoméstico, vamos hasta la comida duraba más pues los empaques contenían más producto que lo que traen ahora. También recuerdo que algunos alimentos o dulces sabían mejor y tenían menos colorantes y saborizantes artificiales (y menos calorías), pues ahora con eso de lo que se busca es minimizar costos y maximizar ventas, hasta la ropa se ha visto afectada, pues a veces que voy en busca de alguna playera o blusa, me encuentro prendas que mas bien parecieran estar hechas con alas de mosca que con tela. 

Lo que siempre me hace reír es leer las etiquetas de los alimentos que dicen: cobertura sabor chocolate (ya ni chocolate es), o ver que en una lata de atun ponen bastante menos de lo que antes ponían, pero sin reducir el tamaño del empaque para que de alguna manera creamos que nos venden lo mismo, lo cual por supuesto cno es lo mismo pero cuesta mucho más caro. 

Yo preferiría pagar un poquito más pero tener la confianza de que las cosas que consumo estuvieran menos procesadas o fueran de mejor calidad, estoy de acuerdo que no todo debe se eterno (por eso de que también es importante que las cosas se renueven), pero es que a veces hay productos que de solo verlos se descomponene jeje, pero ni modo, en esta época nos tocó vivir y mientras no seamos genios capaces de crear nuestros alimentos y demás cosas, tenemos que aguantarnos con lo que nos ofrece el mercado.

9 comentarios:

  1. Alezhi, estoy de acuerdo contigo. Sin embargo, te puedo asegurar que por muy duraderas que fueran las cosas de antes, en manos de mi hijo pequeño no sobrevivían ni el tiempo que le llevaría sujetarlas con las manos. Yo aún tengo varios cajones con cosas de cuando iba a la escuela, de cuando empecé y, al lado, otros cajones con material escolar nuevo para tener repuesto siempre: si mis lápices de colores van camino de los cuarenta años y aún sirven para pintar, lo que a él le doy para clase (sea lo que sea) si le dura una semana puedo estar contenta. Lo habitual es que un lápiz, una goma de borrar o un bolígrafo no duren en sus manos ni un par de días.

    Lo de la ropa es increíble, tal como lo cuentas. Y si nos vamos a los productos alimenticios, como se dice por aquí "apaga y vámonos", que no tiene remedio...

    Biquiños!

    Carmen

    ResponderEliminar
  2. Tienes mucha razón. Hay ropa que después de ponértela un verano está para tirar. Respecto a la tecnología y aparatos electrónicos que podrían tener una vida más larga, las modas ,cambios de modelos y evolución es tan rápida que quedan obsoletos en poco tiempo. Vivimos en una sociedad de consumo que vive rápido.

    ResponderEliminar
  3. Ese walkman casi parece una pieza de museo! XD

    Es verdad que los productos excesivamente procesados, envasados y "artificiosos" han tomado cierto protagonismo últimamente. Pero también hay cada vez más variedad de productos disponibles, así que hay motivos para el optimismo: se pueden adquirir cosas procesadas y también algunas cosas frescas.

    ResponderEliminar
  4. Te agrego hoy tenemos frutas y verduras todo el año, ya no son mas estacionales, pero tambien han perdido su sabor caracteristico. Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. wuau jamas vi uno de esos O.ooo .. vi la entrada anterior muchas gracias por el premio! =DD

    ResponderEliminar
  6. jajaja siii que risaa yo tuve un walkman y un discman jajaja te dejé un premio :D en mi blog!

    ResponderEliminar
  7. Yo tuve un walkman y también un discman, y ahora están de moda de nuevo los megacascos que se uasaban cuando era pequeña, y yo estaba deseando tener unos pequeñitos para que no pareciera que llevaba orejeras, y ahora de nuevo de moda...
    Gracias por pasarte por mi blog!

    ResponderEliminar
  8. Hi !!! This post is great and I love your blog... I hope you'll visit my blog and you'll follow me! Kiss!

    Marti♥
    Glamour Marmalade
    Facebook Page
    Bloglovin'

    ResponderEliminar