jueves, 17 de julio de 2014

¿Hasta cuando?

Hoy en día es muy común que los matrimonios fracasen, y es que es resulta a veces mas facil darse por vencidos que intentar arreglar las cosas, ¿pero hasta que punto es sano intentar rescatar una relación en la que solo uno está interesado o dispuesto a ceder?

No soy de las personas que acostumbra decir: Ya mejor divórciate, pero hay veces que esa parece ser la única solución, y es triste, pero que se puede hacer cuando el otro simplemente se da por vencido y decide mandar todo al fondo del cajón y no volverlo a sacar, ni modo amiga, esta vez sí tengo que decirlo, mejor déjalo, es mejor quedarse con un corazón roto que sanará con el tiempo, que llevarlo herido toda la vida.




2 comentarios:

  1. uff que fuerte! pues si para que haya una reconciliación tiene que haber una mente y corazón abiertos en ambos lados y si uno no quiere intentarlo más pues si que se le va a hacer... que triste... luego yo pienso que deberían de recordar los sentimientos y emociones que los llevaron a casarse y si fue porque realmente se amaban entonces sí hay solución... recordar es volver a vivir!

    ResponderEliminar